Reparadora de crédito

Una reparadora crediticia puede ayudarle a negociar con su acreedor, que suele ser un banco, así como proporcionarle asistencia legal y financiera para que pueda pagar su deuda con sus propios fondos. El objetivo de estas empresas es llegar a un acuerdo entre las dos partes, normalmente mediante una disminución de la deuda.


¿Quién las regula?

Las empresas reparadoras de crédito en México no están sujetas a ningún marco regulatorio especial; sin embargo, esto no significa que no estén reguladas por alguna institución, ya que la Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO) puede supervisar sus operaciones.

Historia de las reparadoras financieras

Estos negocios aparecieron por primera vez en México en 2009, tras la crisis financiera del 2008, cuando muchas personas quedaron endeudadas. Así nació la primera empresa de reparación crediticia.

Aunque en México no existe un marco legal para realizar este servicio, organizaciones internacionales como el Better Business Bureau (BBB), empresa que aprueba las mejores prácticas de un servicio, tienen un convenio con la PROFECO para mejorar las buenas prácticas de las empresas.

¿Cómo funcionan?

  • Examinan su situación.
  • Preparan una estrategia de ahorro que pueda ayudarle a pagar sus deudas.
  • Negocian un descuento con el acreedor para pagar menos.
  • Liquidan su deuda y lo asesoran económicamente.